Noticias


Asegurar condiciones básicas para que cuenten con una vivienda en un entorno saludable y seguro

En el Centro Cultural de Los Andes se realizó la ceremonia de cierre del Programa Habitabilidad, ejecución año 2018. A través de este programa, se busca asegurar las condiciones básicas para que las familias y/o personas cuenten con una vivienda en un entorno saludable y seguro. Para esto, se entregan soluciones constructivas, de saneamiento de servicios básicos y de equipamiento de la vivienda, así como también la realización de talleres de habitabilidad.

La iniciativa es ejecutada por la Municipalidad de Los Andes, con recursos que entrega el Ministerio de Desarrollo Social. El FOSIS presta la asistencia técnica a los municipios y supervisa la ejecución para fortalecer los buenos resultados del mismo.

En la comuna se intervino con siete familias andinas, cinco participantes del Programa Familias y dos del Programa Vínculos. Cada grupo familiar se benefició con un aproximado de seis soluciones constructivas: reparación del sistema eléctrico, reparación recinto baño; entrega de equipamiento como camas, sábanas, frazadas, almohadas, colchones y cobertor; escritorio; baterías de cocina y cubiertos, entre otras mejoras.

Nilsa Cossio, Subdirectora de DIDECO, explicó el proceso: “El programa está dirigido a familias de extrema vulnerabilidad. Primero se seleccionan, con ellos se trabaja en talleres familiares y también individuales en sus domicilios. Luego del diagnóstico ejecutado por la dupla psicosocial, se entrega el equipamiento o la ayuda material”.

Susana Rojas, apoyo social de Habitabilidad, detalló que el cambio no es solo constructivo en el equipamiento, sino que también en inculcar hábitos para el cuidado de sus viviendas y entorno: “Trabajamos hábitos de ventilación, iluminación, planificación, prevención, cuidado, limpieza, es súper importante”.

Cristina Navarro, usuaria del programa declaró: «El equipo te hace un seguimiento y después te dicen qué es lo que puedes mejorar. Me benefició mucho, ahora tenemos dormitorios separados, las niñas pueden dormir más tranquilas, tienen sus camas y equipamiento completo».

El total invertido por el Programa Habitabilidad fue de $19.600.000.