Noticias


Haciendo gala de todo lo aprendido durante los meses que fueron parte del curso de peluquería

Un grupo de andinas y andinos se certificó en una ceremonia que contó con un desfile de peinados y cortes de pelo confeccionados por ellos mismos. Autoridades y familiares aplaudieron con orgullo al ver cómo con esfuerzo han podido aprender y desarrollar un oficio que esperan poder realizar de manera profesional e independiente.

El alcalde Manuel Rivera destacó la dedicación de los certificados, grupo de 15 personas integrado en su mayoría por mujeres, quienes luego del curso cuentan con nuevos conocimientos y destrezas: “Dentro de nuestro foco estratégico está el apoyo a las mujeres, abrir espacios para que ellas se desarrollen integralmente, sobre todo aquellas que son jefas de hogar. Muy contentos porque este programa ha resultado tremendamente auspicioso, vemos motivación y compromiso de parte de ellas”.

Las capacitaciones se desarrollan durante el año en el “Centro de Capacitación de Estética Integral”, ubicado en el Centro Comunitario Pan y Ternura de la población Alonso de Ercilla. El municipio andino, a través de la Oficina de la Mujer, realiza talleres de peluquería para entregar herramientas que les permitan trabajar de manera independiente y generar recursos para sus hogares beneficiando de forma directa a sus familias.

Verónica Segovia, encargada de impartir el curso, señaló que las alumnas comenzaron desde lo básico logrando grandes avances: “Hoy se están certificando con una peluquería avanzada con colorimetría, peinados de fantasía y cortes de cabello para hombre y dama en todos los estilos”.

Susana Villagra fue una de las mujeres que completó exitosamente el curso de peluquería, contenta de su certificación y todo lo aprendido: “Fue una experiencia muy enriquecedora, pero a la vez muy difícil, porque hay que compatibilizar las labores de dueña de casa, la responsabilidad de tener a cargo una familia e ir a clases, pero nos encontramos con una muy buena maestra quien con mucha generosidad y paciencia nos entregó todos sus conocimientos. También pudimos participar de muchos seminarios que enriquecieron los conocimientos que ya teníamos”.