Inicio


Con una nueva firma de convenio entre la Municipalidad de Los Andes

Y el Destacamento de Montaña N°3 Yungay, continúa la ejecución del Programa de Equinoterapia, iniciativa que durante este ciclo permitirá un tratamiento alternativo para más de 90 niños y jóvenes con discapacidad. A través de la interacción con caballos y mulas, los participantes desarrollan importantes avances físicos, cognitivos, sensoriales y psicosociales.

La actividad contó con la presencia de autoridades y numerosas familias que repiten la experiencia, así como nuevos integrantes que tuvieron sus primeros acercamientos con los animales al disfrutar de una demostración ecuestre.

El Alcalde Manuel Rivera destacó este programa que se suma a otras iniciativas tendientes a ser una ciudad más amigable con las personas en situación de discapacidad: “Motivado y comprometido, somos una de las ciudades con mayor Índice de Inclusión Social y también nos adjudicamos la EDLI (Estrategia de Desarrollo Local Inclusivo), recursos frescos que van a llegar para establecer definitivamente una estrategia potente en torno al ámbito de la inclusión. La equinoterapia es un ejemplo, contamos con el compromiso de todo el personal y la infraestructura que tiene nuestro Destacamento Yungay”.

Por su parte el Teniente Coronel Patricio Ochoa, Comandante del Destacamento de Montaña N°3 Yungay agregó: “Es una tremenda una misión que queremos seguir logrando y poner todo el empeño, el esfuerzo y el profesionalismo de nuestra gente para apoyar en conjunto con la municipalidad esta noble tarea”.

Paula Smith, kinesióloga a cargo del Programa de Equinoterapia del municipio andino señaló: “Desarrollamos terapia de rehabilitación para distintas patologías neurológicas infantiles y juveniles, patologías crónicas que tienen que tener tratamiento multidisciplinario con movilidad articular, elongación muscular, trabajo de neuro desarrollo y psicomotricidad. En cualquier área de rehabilitación son objetivos a largo plazo, pero los papás están muy contentos porque pequeños objetivos para ellos son grandes avances para sus hijos”.

Daniela Sat lleva a su hijo todas las semanas a los caballares del destacamento, donde puede evidenciar sus mejorías: “Su diagnóstico es Síndrome de Down, ellos en general tienen un problema grave en la columna. Mi hijo dormía súper mal, pero desde que empezó con las terapias está súper bien toda la noche y duerme derechito. Hemos visto mucho cambio en todo sentido, perdió el miedo porque le costó mucho subirse a los caballos. Ahora hace los ejercicios y en poco tiempo ha logrado muchas cosas”.