Noticias

Contagios han aumentado, siendo el segmento más afectado de la población el de 15 a 25 años de edad
“Te protejo, me protejo” fue denominado el conversatorio que convocó a representantes de los Centros de Alumnos de distintos establecimientos educacionales andinos, para dialogar sobre mitos y realidades del VIH. En el Centro Cultural se realizó un interesante diálogo animado por los estudiantes junto a equipos de la Seremi de Salud, mesa de promoción de Salud PROMOS y el municipio andino.

Los casos de VIH Sida en Chile han aumentado un 96 por ciento entre los años 2010 y 2017, siendo el segmento más afectado de la población el de 15 a 25 años de edad, grupo considerado de alto riesgo. Las causas pueden ser variadas, pero muchos coinciden en el escaso uso del preservativo como condición generalizada en la población chilena, además de la falta de educación en temas de sexualidad entre los más jóvenes.

Mariana León, matrona del CESFAM Cordillera Andina señaló que esta convocatoria surgió por generar instancias de educación en los adolescentes, con el objetivo claro de prevenir y disminuir las cifras de contagio de este virus: “conversamos con ellos, los niños nos plantean sus ideas de por qué no usan los medios de protección, qué falta, qué es lo que ellos ven desde su realidad, las vías de contagio, cómo prevenir si el uso del preservativo funciona o no, queremos romper esos tabúes, para que vivan su sexualidad de forma correcta”.

Benjamín Trujillo, representante del Centro de Alumnos del Liceo República Argentina valoró el poder ser parte de momentos de diálogo e intercambio de experiencias: “ya que en el colegio no se habla y en muy pocas casas se habla. Uno como joven igual está con el temor por ejemplo a las relaciones sexuales, conversarlo con los papás es complicado, o pedirle preservativos. Lo hemos tomado con madurez”.

Martín López, también alumno del Liceo República Argentina destacó la importancia de conversar estos temas, asegurando que en la actualidad la sexualidad en adolescentes ya no debería ser tema tabú: “ni para los padres ni para los jóvenes, y ya no solo los jóvenes no tener miedo de hablar de sus relaciones sexuales sino de los papás también de aceptar que esta es otra generación. Es preferible andar con preservativos que contraer VIH o que se produzca un embarazo… si tuviera un hijo preferiría que anduviera seguro a que surjan esas posibilidades”.