Noticias

Potenciando sus fortalezas obteniendo habilidades y competencias para mejorar la calidad de vida

En el Salón Municipal de Los Andes se realizó la ceremonia de cierre del Programa de Acompañamiento Psicosocial para personas en situación de calle cobertura 2016. Iniciativa que gracias al trabajo de los monitores sociales, logra importantes avances en la reincorporación social de muchos de ellos.

Esta iniciativa se ejecuta por medio de un convenio entre la Seremi de Desarrollo Social y la Municipalidad de Los Andes, a través de su Dirección de Desarrollo Comunitario, entregando apoyo para que los usuarios mejoren su condición de vida tanto en términos personales y materiales como en acompañamiento psicosocial y socio-laboral.

El acompañamiento psicosocial aborda acciones preventivas y de protección social con apoyo personalizado que se despliega bajo la figura de tutor psicosocial. El acompañamiento socio-laboral entrega herramientas para que las personas obtengan habilidades y competencias que mejoren sus condiciones de empleabilidad y fortalecer su inserción laboral. Todo este proceso dura 24 meses.

Marta Hidalgo, encargada de programas enfocados en personas en situación de calle, explicó que uno de los principales procesos abordados fue el de reinserción en las instituciones y comunidad, siendo un apoyo para, por ejemplo, incorporarlos a la red de salud o ayudando a tramitar pensiones de invalidez o vejez.

“Ellos no están conectados con el sistema y muchas veces desconocen cuáles son los beneficios que tienen. Aparte de eso lo más importante es el proceso de acompañamiento desde el punto de vista psicológico y del trabajo social, potenciando sus fortalezas para que puedan salir de esta situación, buscar vínculos familiares, vínculos con instituciones, la idea es que se sientan acompañados durante todo el proceso. Que egresen no significa que ahora queden solos, ya que conocen al equipo, conocen las instituciones y cada vez que necesiten apoyo pueden venir a solicitarlo”, detalló la asistente social.

Se dan varios casos que gracias al trabajo con el equipo psicosocial, personas en situación de calle logran “ordenar” su vida, logrando metas como reunir recursos para la obtención de la casa propia, contar con la ayuda para postular a proyectos y potenciar sus emprendimientos, o capacitarse para en el futuro culminar sus estudios.

Luis Ayala, usuario del programa declaró estar agradecido del equipo psicosocial, “me han ayudado harto, muy agradecido de ellos, me ayudan a hacer las cosas, ya que estoy accidentado y complicado de las caderas, me cuesta moverme, pero ellos me han tratado muy bien”.

En la oportunidad, 20 personas cerraron su ciclo tras 24 meses de intervención, continuando en la actualidad un nuevo proceso de acompañamiento para otros 20 usuarios.