Noticias

Municipio comenzó entrega de más de 6500 regalos para niños de las diferentes unidades vecinales de toda la comuna

El sitio eriazo ubicado en la intersección de calles José Celedón y Óscar Granadino, a un costado de la Escuela Gabriela Mistral en Alto Aconcagua, fue el punto de encuentro donde cientos de niños y sus familias disfrutaron de una gran fiesta navideña que incluyó baile, shows en vivo, presentaciones infantiles, concursos, refrescos y por supuesto, la presencia del personaje más requerido en estas fiestas: el Viejito Pascuero.

La jornada que incluyó una plaza de juegos inflables, fue también la ocasión para que el municipio hiciera entrega simbólica de los más de 6500 juguetes que se repartirán a todos los niños de las diferentes unidades vecinales de la comuna.

El Viejito Pascuero no podía estar ausente, acompañado de sus ayudantes llegó hasta el sector de Alto Aconcagua, para compartir regalos, bebidas, helados, abrazos y fotografías con los más pequeños, ante la mirada de los papás que se hicieron parte de esta celebración.

El Alcalde Manuel Rivera, junto al Concejal Nelson Escobar, acompañaron esta gran fiesta: “Quisimos hacer este show aquí, donde lamentablemente estamos acostumbrados a noticias negativas. Queremos que los vecinos sepan que estamos absolutamente pendientes de lo que está pasando acá. Hoy estamos en un lugar eriazo que esperamos en los próximos años se convierta en el centro neurálgico de estas villas, que recupere infraestructura comunitaria y que ayude a mejorar la calidad de vida, que es lo que requieren los habitantes de este sector. Sabemos y estamos convencidos que la mayoría de los vecinos del Alto Aconcagua son buenas personas y requieren del apoyo de las autoridades, estos pequeños gestos son muestra de ello”, dijo el edil.

Jorge Ponce, presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Los Andes declaró: “Esta es una actividad bonita, donde se reúnen todos los vecinos del sector, son 11 juntas de vecinos, la cantidad de gente que vino es importante”.

Los alumnos de la Escuela Gabriela Mistral animaron al público con sus presentaciones artísticas. Héctor Fuentes estuvo presente para ver a su hijo Félix en el escenario: “Increíble esto, para salir un poco de todos los problemas que hay acá, es un cambio rotundo que esperamos se venga a futuro. Estoy feliz y orgulloso de mi hijo”.

Elena Hernández, vecina del sector agregó: «Los niños necesitan jugar, participar, alegrarles la vida ahora que viene Navidad. Estoy feliz de que ellos tengan una alegría, hace falta diversión”.

Por su parte Yeissy González, presidenta de la Junta de Vecinos de Alto Aconcagua dijo: “Hermosa actividad, feliz porque le da vida a todas las poblaciones alrededor y todo nuestro sector, nos hace cambiar el pensar, el ambiente, todo. Los niños son los más felices”.