Noticias

Trabajo tiene relación con nuevas fuentes de energía

Tras su paso por la Feria Antártico Escolar en Punta Arenas a mediados de este año, alumnas del Liceo Max Salas junto a su profesora guía recibieron un reconocimiento que las llevará al extranjero a presentar su proyecto sobre celdas energéticas biodegradables.

Biotecnología se define como toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos u organismos vivos, es en esta área que las estudiantes Massiel Cabello, Carla Gómez y la docente Piera Solari han estado trabajando en un proyecto que les llevó a participar a Punta Arenas a la Feria Antártica Escolar, instancia educativa organizada por el Instituto Antártico Chileno (INACH).

La investigación realizada da cuenta de un uso particular que se le puede entregar a la “Deschampsia antártica” –planta de la familia del mismo nombre– la utilización de su pigmento como conductor eléctrico a través de celdas solares biodegradables, las que generan un recurso energético limpio para casos de emergencia en el polo sur.

“No se puede sacar la planta directamente, romperías la población y todo el ecosistema que se crea en torno a ella, pero sí se pueden extraer sus pigmentos, porque las celdas no son de corta duración”, comenta Piera Solari, docente del establecimiento.

Un premio especial

Junto con la entrega de premios correspondientes a las distintas categorías en competición, a la delegación del Liceo Maximiliano Salas Marchán, se le informó de un reconocimiento especial, que consta de representar a Chile en calidad de expositoras, en la Feria Juvenil Latinoamericana “Imaginatech”, encuentro que se realizará entre el 19 y 21 de octubre y es gestado por la Secretaría Nacional de Ciencias, Tecnología e Innovación (SENACYT) de Panamá.

“Cuando leímos los datos del concurso, sólo estaban los tres premios que eran un viaje a la antártica, entonces luego decirle a nuestros papás que íbamos a Panamá, fue como sorpresa”, cuenta Massiel Cabello, alumna del liceo.